Mi gato babea: ¿por qué?

Los gatos son animales que nunca dejan de sorprendernos. Aunque los babeos se asocian principalmente a los perros, los gatos también pueden salivar en exceso en ciertas situaciones. En este artículo vamos a explicarte por qué babean los gatos y qué puedes hacer para evitarlo. ¡Sigue leyendo!

Artículo interesante: Mi gato tiene caspa en el lomo: ¿por qué?

A mi gato se le cae la baba: ¿es normal?

Existen varias situaciones en las que los gatos pueden babearse por accidente. Mientras que a veces esta situación puede responder a estímulos positivos, en otras es probable que se trate de un síntoma relacionado con alguna enfermedad. A continuación te explicamos los principales motivos por los que tu gato saliva mucho.

Sensación de placer

Cuando son cachorros, los gatos babean mucho a la hora de mamar. Y es que los mamíferos producen saliva para ayudar en el proceso de deglución, lubricando la boca y manteniéndola húmeda.

Cuando los gatos se convierten en adultos, muchos conservan el reflejo de producir saliva cuando experimentan sensaciones de placer. Por lo tanto, si tu gato saliva en exceso cuando lo estás acariciando o dando mimos, ya conoces el motivo.

Es la hora de comer

Cuando los gatos intuyen que están a punto de comer, su cerebro reacciona enviando una señal para la producción de saliva, preparándose así para la deglución. Esto suele ocurrir cuando tu gato huele el pienso o, simplemente, reconoce que es la hora de comer.

Estrés o ansiedad

Si tu gato saliva mucho y está decaído, es muy probable que sufra ansiedad. Cuando estos animales se ven sometido a estrés, suelen reaccionar con temblores o salivando excesivamente. Algunas situaciones en las que esto puede ocurrir son en los viajes en coche, la presencia de gente nueva o los cambios bruscos en el entorno.

Enfermedades

Cuando un gato babea y tiene mal aliento, existen posibilidades de que sufra algún tipo de afección gástrica. Por ejemplo, si ha ingerido algún tóxico, es muy probable que, entre otros síntomas, tu gato salive demasiado. Las enfermedades renales, los atragantamientos o los problemas dentales, son otros de los problemas que pueden ocasionar que tu gato babee.

¿Qué hacer si mi gato está salivando mucho?

En primer lugar, debes comprobar si existen otros síntomas que acompañen a la salivación. Por ejemplo, su tu gato babea y huele mal, es probable que sufra algún problema gástrico. Si tu gato babea al acariciarle, no te preocupes, pues se trata de un reflejo ante un estímulo placentero.

En cualquier caso, ante el menor atisbo de duda, lo ideal es que recurras al veterinario. Allí realizarán un diagnóstico preciso y te indicarán cuáles son los pasos a seguir para que la salivación desaparezca por completo.

Daniel López
Daniel López

Soy Daniel, el creador apasionado de PerrosRazaPequeña.com. Mi amor por los animales y el deseo de compartir información valiosa sobre razas pequeñas me llevaron a construir este espacio.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

GatosCatz
Logo