Mi gato maúlla raro: ¿por qué?

El maullido es una de las formas más comunes que los gatos tienen para expresarse. Aunque, quizás, se trata de la forma más frecuente de comunicación, prestar atención a su lenguaje corporal es sumamente importante a la hora de detectar y evaluar posibles patologías.

En este artículo hemos decidido explicarte por qué tú gato maúlla raro y cuándo debes preocuparte. ¡Sigue leyendo y descubre más!

Artículo interesante: Mi gato hace como si estuviera amamantando: ¿por qué?

¿Por qué mi gato maúlla raro?

Existen varios motivos por los que los gatos maúllan raro. No obstante, las razones más comunes no están relacionadas con ninguna patología, por lo que no debes preocuparte en exceso. 

Causas no patológicas

A continuación te explicamos cuáles son las principales causas no patológicas por las que los gatos maullan raro:

  • Mimos: los gatos mimosos aprenden a conseguir lo que quieren a través del maullido. Si cada vez que un gato maúlla atiendes a sus demandas, estarás abusando del refuerzo positivo y educando a un pequeño tirano. Como consecuencia, tu gato recurrirá al maullido de forma mucho más frecuente.
  • Celo: las gatas en celo tienden a emitir un maullido con un timbre distinto al habitual, lo que podría ser calificado como “maullido raro”. Aunque pueda parecer un sonido muy molesto para las personas, se trata de una forma de cortejo muy efectiva entre los gatos.

Causas patológicas

Aunque generalmente los maullidos extraños no están relacionados con problemas de salud, sí pueden asociarse con algunas patologías que requerirían la asistencia de un veterinario. Las causas patológicas por las que tu gato está maullando raro son las siguientes:

  • Estrés: los gatos son seres muy independientes. Sin embargo, también son animales de costumbres que ven alterado su estado de ánimo cuando hay demasiados cambios a su alrededor. Por ejemplo, una mudanza, la aparición de un nuevo miembro en la familia o pasar demasiado tiempo solo, son algunos de los motivos por los que podría estar emitiendo maullidos lastimeros.
  • Edad: cuando un gato se vuelve mayor puede desarrollar ciertas dolencias como demencia senil o síndrome de disfunción cognitiva. Se trata de afecciones degenerativas que pueden desorientar al gato, provocando que maúlle de forma extraña. 
  • Sordera: al igual que las personas, los gatos tienden a maullar más alto cuando no oyen bien. En estos casos, es importante acudir al veterinario para detectar las causas y aplicar el tratamiento adecuado.
  • Problemas en la laringe: la laringe juega un papel muy importante a la hora de maullar, por lo que cualquier alteración fisiológica en la misma podría provocar un maullido “raro” o poco común.

Aunque estos son los motivos más comunes que provocarían maullidos raros, existen muchas otras enfermedades que pueden provocar dolor a nuestro amigo felino y que se relacionan directamente con este sonido. Si no estás seguro de por qué tú gato maúlla raro o necesitas ampliar información, no dudes en recurrir a un profesional.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

GatosCatz
Logo