Mi gato tiene las orejas calientes: ¿por qué?

El estado de salud de los gatos puede mostrar desequilibrios que debemos aprender a identificar. Que un gato tenga las orejas calientes no significa, necesariamente, que sufra algún problema de salud. Sin embargo, en determinadas situaciones sí puede resultar un indicativo de que algo no va bien. En este artículo vamos a explicarte por qué tu gato tiene las orejas calientes y cómo puedes evitarlo. ¡Sigue leyendo!

Artículo interesante: Mi gato tiene calvas encima de los ojos: ¿por qué?

¿Por qué mi gato tiene las orejas calientes?

Antes de que cunda el pánico, debes verificar cuál es la causa que provoca que las orejas de tu gato estén calientes. A veces, motivos tan simples como situarse cerca de un radiador o una estufa son suficientes para explicar que las orejas de tu gato estén calientes. Sin embargo, una temperatura excesiva, en ocasiones, puede ser un indicativo de que algo no va bien.

Ten en cuenta que la temperatura de los gatos es superior a la de los humanos, ya que esta ronda los 38ºC o 39ºC. Por lo tanto, es normal que siempre nos de la sensación de que están calientes. Si tienes dudas, puedes utilizar un termómetro para medir su temperatura corporal. Si esta es superior a la indicada, es probable que tenga fiebre. No dudes en recurrir al veterinario en esta situación.

Por otro lado, los felinos son muy sensibles a los cambios de temperatura, por lo que la propia exposición al ambiente o al sol podrían provocar un aumento de temperatura en sus orejas. Ya que estas están más expuestas que otras partes del cuerpo, podrían calentarse con más facilidad.

¿Cuándo debería preocuparme?

Generalmente, un gato que tiene las orejas calientes debido a la fiebre, suele experimentar otros síntomas asociados:

  • Cansancio o letargo. Los gatos que sufren algún tipo de enfermedad suelen mostrarse decaídos.
  • Falta de sed y apetito. Se trata de un indicador claro de que algo no va bien. Los gatos que no comen suelen sufrir algún tipo de afección que debe ser diagnosticada por un veterinario.
  • Vomita o sufre estreñimiento. Estos síntomas constituyen un claro indicador de que podría estar sufriendo problemas gastrointestinales.
  • Maullidos distorsionados. Si si maullido suena apagado o sin fuerza, es probable que exista un problema de salud subyacente.
  • Pelo apagado. Los gatos que tienen el pelo apagado o sin brillo es probable que no sigan sus rutinas de limpieza debido a una alteración en su estado de salud.
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

GatosCatz
Logo