Mi gato ya no duerme conmigo: ¿por qué?

Tu gato duerme siempre contigo y, de un día para otro, ha dejado de hacerlo. Esto es algo que ocurre muy a menudo y cuyas causas pueden ser muy variadas. Aunque generalmente este cambio de actitud no reviste mayor importancia, debemos prestar atención a otros síntomas a fin de detectar una posible patología subyacente. A continuación te explicamos los motivos por los que tu gato ya no duerme conmigo y cómo debes responder ante ello. ¡Sigue leyendo!

Artículo interesante: Mi gato duerme mucho y no juega: ¿por qué?

¿Por qué mi gato ya no duerme conmigo?

Los gatos son animales de costumbres que responden de manera muy abrupta ante pequeños cambios en el entorno. Si tu gato solía dormir contigo y ya no lo hace, es probable que algo haya ocurrido a su alrededor sin que tu hayas podido percibirlo. Asuntos tan cotidianos como un cambio de detergente para las sábanas o que otro animal haya estado en la habitación, son motivos suficientes para que tu gato se sienta estresado y decida ir a dormir a otra parte.

Sin embargo, que un gato deje de dormir contigo y busque algún rincón dentro del hogar donde estar solo puede ser síntoma de enfermedad. Y es que los gatos que están a punto de morir suelen esconderse de manera instintiva para evitar la mirada de potenciales depredadores. Si este es el motivo por el que ya no duerme contigo, debes tratar de detectar otros síntomas como diarrea, vómitos, letargo o falta de apetito. Si sospechas que tu gato se encuentra enfermo, no dudes en recurrir a tu veterinario de confianza.

A pesar de todo, los gatos son animales a los que les gusta pasar tiempo solos de vez en cuando, por lo que podría tratarse de una actitud totalmente normal. Dado que se trata de animales que delimitan muy bien los espacios, debes facilitarle una zona para el descanso y otra para su alimentación. De esta forma, podrá realizar retiros puntuales donde relajarse fuera de las miradas del resto de miembros del hogar.

El clima también puede hacer que tu gato deje de dormir contigo. Generalmente, se acurrucan junto a ti en invierno debido al frío, mientras que en verano suelen apartarse a un lugar más fresco. Si este es el motivo, es muy probable que a partir de otoño vuelva a dormir contigo.

¿Qué hacer si mi gato deja de dormir conmigo?

En primer lugar, debes identificar cuáles son los motivos por los que tu gato ha dejado de dormir a tu lado. Si el motivo es un problema de salud, debes acudir al veterinario en la mayor brevedad posible. Allí le realizarán las pruebas pertinentes para emitir un diagnóstico y aplicar un tratamiento si es necesario.

Si el motivo es el estrés, debes tratar de evitar cambios en el entorno que puedan causarle ansiedad. Procura no modificar su dieta sin la supervisión de un veterinario, así como cualquier otra rutina diaria.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

GatosCatz
Logo